Kennedy pronuncia un famoso discurso en Berlín Occidental en junio de 1963, cinco meses antes de su asesinato. [Fuente: 20minutos.es]

Cuando la exitosa película de Oliver Stone JFK Estrenada en 1991, produjo un impacto enormemente vergonzoso para los historiadores académicos, los grandes del Partido Demócrata, los expertos de los medios corporativos y otros respetados proveedores de sabiduría convencional.

Eso es porque, durante los 27 años anteriores al asesinato de Kennedy, todos ellos habían estado promulgando fielmente, aunque falsamente, el mito de que Lee Harvey Oswald era el único pistolero, y que la expansión asesina de Lyndon Johnson de la guerra de Vietnam había sido una continuación de Kennedy. políticas.

La película de Stone demolió ese mito, estableciendo muy claramente la existencia de una conspiración detrás del asesinato de Kennedy, al tiempo que señala el hecho de que, en octubre de 1963, Kennedy había decidido para intentar sacar a Estados Unidos del creciente atolladero en Vietnam.

Oliver Stone dirigiendo JFK. Kevin Costner, que aparece detrás de él, interpretó al fiscal de distrito Jim Garrison, quien investigó el asesinato de JFK. [Fuente: variety.com]

La película de Stone se basó en una memoria del fiscal de distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison, sobre el asesinato de JFK. Tras la pista de los asesinos—Un libro que los fundadores de CovertAction Magazine, Bill Schaap y Ellen Ray, animaron a Garrison a escribir. Posteriormente publicaron el libro con su editorial llamada Sheridan Square Press y se lo entregaron a Oliver Stone para que produjera la película.[*] Era solo una parte del amplio registro documental que establecía que las decisiones de política exterior de Lyndon Johnson fueron no una continuación de las políticas de Kennedy, sino más bien una revitalización de las políticas imperialistas adoptadas por Allen y John Foster Dulles en la década de 1950 y seguidas por todos los presidentes de Estados Unidos antes y después de Kennedy desde el final de la Segunda Guerra Mundial. 

La verdad es que Kennedy no solo quería terminar con el destructivo (y autodestructivo) apoyo militar de Estados Unidos al colapso del imperio colonial de Francia que lo había envuelto en una guerra imposible de ganar en Vietnam; Sus discursos, correspondencia y reuniones de alto nivel con líderes emergentes del Tercer Mundo revelan su creciente antipatía por el colonialismo, el rechazo al imperialismo, la tolerancia por el movimiento no alineado —contrastando marcadamente con su predecesor— y la promoción de líderes nacionalistas, aunque considerados ser “responsables” en su moderación.

JFK da un discurso con un mapa de Vietnam de fondo. [Fuente: anistor.gr]

La película de Stone creó una tormenta de fuego por el asesinato de Kennedy y la cuestión de quién era realmente Kennedy y en qué creía. 

Kennedy había ampliado la presencia de Estados Unidos en Vietnam, aumentando el número de asesores militares de unos pocos cientos a más de 16,000 y comenzando el bombardeo de Vietnam del Sur bajo la dirección de la Fuerza Aérea de Vietnam del Sur creada por Estados Unidos.[*] Sin embargo, su administración se había resistido al bombardeo de Vietnam del Norte (que comenzó en agosto de 1964) y promulgó el memorando de Acción de Seguridad Nacional (NSAM) 263 de octubre de 1963, que resume la decisión de Kennedy de retirar las tropas estadounidenses de Vietnam.

El NSAM 273 de Lyndon Johnson del 26 de noviembre de 1963, por el contrario, autorizó el inicio de la planificación de operaciones ofensivas graduadas contra Vietnam del Norte.[*] 

LBJ estrecha la mano de los soldados estadounidenses que se dirigen a Vietnam. [Fuente: lbjlibrary.org]

NSAM 273 hace evidente que la muerte de Kennedy no fue simplemente una nota al pie de un conflicto que los favoritos de los medios liberales como el fallecido David Halberstam habían descrito como una especie de tragedia épica inevitable.

Con la ayuda del coronel retirado Fletcher Prouty y el historiador John Newman, la película de Stone sacudió esa ortodoxia hasta sus cimientos. El libro de Newman de 1992, JFK y Vietnam, Explicó esta nueva tesis con extraordinario detalle.[*]

En 1997 se desclasificaron nuevos documentos que demostraban que el secretario de Defensa de Kennedy, Robert McNamara, había dejado en claro al personal estadounidense en Vietnam que abandonaban el país en 1965.[*]

Académicos como Gordon Goldstein, David Kaiser, James Blight y Howard Jones han demostrado desde entonces que, aunque Stone, Prouty y Newman fueron duramente criticados por los principales medios de comunicación, tenían razón sobre este tema. Kennedy planeaba retirarse de Vietnam en el momento de su asesinato; Johnson revirtió a sabiendas esa decisión rápidamente después de ascender a la oficina y lanzó una invasión terrestre a gran escala después del "incidente" del Golfo de Tonkin del 2 de agosto de 1964, en el que Estados Unidos bombardeó Vietnam del Norte para provocar un ataque de represalia que podría calificado como un acto de agresión extranjera, sobre el cual Johnson mintió al público.[*]

Como señaló una vez Fletcher Prouty, Kennedy no tuvo que aceptar la derrota en la invasión de Bahía de Cochinos. El almirante Arleigh Burke le aconsejó que interviniera con las fuerzas navales ubicadas en el Caribe, lo que Kennedy se negó a hacer.[*] Durante la crisis de los misiles en Cuba, Kennedy se resistió aún más al consejo de sus asesores militares de bombardear los silos de misiles o invadir Cuba.[*]

JFK se reúne con el general Curtis LeMay y los pilotos que descubrieron los misiles cubanos. [Fuente: smithsonianmag.com]

Estos tres casos —dos en Cuba y uno en Vietnam— casi siempre se mencionan en libros sobre Kennedy o su asesinato. Sin embargo, nunca se agrupan para marcar un patrón de elección con fines de explicación. Esto le pareció extraño al presente autor porque, tomados en su conjunto, parecían presentar ese patrón, uno que optó por no utilizar la intervención militar directa en el Tercer Mundo. ¿Es posible explicar un camino hacia el patrón y mostrar otros paralelos en la política exterior de Kennedy?

II

Bendecido con una apariencia y un carisma asombrosos, John F. Kennedy fue preparado para un alto cargo por su adinerado padre Joseph, quien se había opuesto a la intervención estadounidense en ambas guerras mundiales.[*] En 1951, el congresista Kennedy decidió que se postularía para el Senado el próximo año contra Henry Cabot Lodge. Interrumpido por su servicio en la Segunda Guerra Mundial, Lodge había sido senador durante unos 16 años. Kennedy sintió que, para desafiar esa larga experiencia, tenía que emprender un viaje de alto perfil al extranjero para demostrarle al electorado de Massachusetts que tenía tanto conocimiento sobre asuntos exteriores como su oponente.

Debate entre Kennedy y Lodge en Faneuil Hall durante la primera carrera de Kennedy al Senado en 1952. [Fuente: comunidaddigital.org]

Entonces, junto con su hermano Robert y su hermana Patricia, decidió visitar Medio Oriente, Asia y particularmente Indochina. Como dijo, su propósito era "obtener un conocimiento de primera mano, algunos hechos para morder, para saber cómo nos ven estas personas".[*]

Cuando Kennedy llegó a Saigón, primero escuchó al comandante francés, general Jean de Lattre de Tassigny, decir que, con 250,000 soldados, los franceses no podían perder.[*] Pero había otra persona en Saigón con la que Kennedy decidió conocer. Él era Edmund Gullion. Kennedy había conocido a Gullion en el Departamento de Estado en 1947, mientras recibía ayuda para un discurso. En Saigón, Gullion conoció al joven JFK en el restaurante de la azotea del Hotel Majestic. Allí, Kennedy escuchó un mensaje muy diferente sobre los prospectos franceses:

En veinte años, no habrá más colonias. No vamos a ninguna parte aquí. Los franceses han perdido. Si entramos aquí y hacemos lo mismo, también perderemos, por la misma razón. No hay voluntad ni apoyo para este tipo de guerra en París. El frente de casa está perdido. A nosotros nos pasaría lo mismo.[*]

Kennedy como parte de la delegación que visita al general Jean de Lattre de Tassigny, quien encabeza la delegación por las calles de Saigón. (1951) [Fuente: kennedysandking.com]

El impacto de lo que Kennedy vio y escuchó alteró la imagen trillada prevaleciente del “mundo libre contra la amenaza comunista” en el Tercer Mundo. Su vista ahora se volvió más matizada y sutil. Como escribió el biógrafo Herbert Parmet,

Jack Kennedy se estaba convirtiendo en portavoz de una visión más sofisticada. Estaba empezando a llamar la atención sobre la debilidad de la causa occidental, ante la frustración de una región que había luchado durante mucho tiempo con la dominación colonial.[*]

En otras palabras, con la ayuda de Gullion, Kennedy vio la guerra francesa en Indochina no como una contienda entre comunistas y republicanos occidentales. Ahora lo veía como la lucha condenada del imperio francés por aferrarse a una colonia lejana que quería ser independiente. En otras palabras, era realmente una batalla entre el colonialismo y el nacionalismo, y Estados Unidos respaldaba a los colonialistas. Como dijo más tarde su hermano, esta reunión tuvo un impacto "muy, muy importante" en su pensamiento.[*]

Cuando Kennedy regresó a casa, casi de inmediato comenzó a escribir, transmitir y pronunciar discursos en contra de una mayor participación estadounidense en Indochina.[*] Esto contrasta con lo que proponía el vicepresidente Richard Nixon. Como dijo su biógrafo Stephen Ambrose, en 1954 Nixon propuso usar armas atómicas para salvar el asedio francés en Dien Bien Phu. Cuando el presidente Eisenhower rechazó eso, Nixon propuso enviar tropas estadounidenses al conflicto.[*]

JFK como estudiante de primer año en el Congreso en 1947 con Nixon (derecha). [Fuente: archivos.gov]

Este conflicto entre el senador Kennedy por un lado y Nixon, Eisenhower y los hermanos Dulles —el director de la CIA Allen y el secretario de Estado John Foster— por el otro, se expandió y estalló en las páginas de la prensa en 1957. 

Nixon con Eisenhower (izquierda) y John Foster Dulles (derecha). [Fuente: publicidad.com]

El 2 de julio de 1957, Kennedy pronunció un discurso en el Senado que, como El programa de New York Times proclamado, fue "la acusación más completa y abierta de la política occidental hacia Argelia presentada por un estadounidense en un cargo público".[*]

Como escribió más tarde Allan Nevins, "ningún discurso sobre asuntos exteriores del Sr. Kennedy atrajo más atención en el país y en el extranjero".[*] En este discurso, Kennedy atacó duramente a la administración Eisenhower por su apoyo a Francia en su guerra para mantener a Argelia como posesión colonial. Afirmó que “el historial de Estados Unidos en este caso es, como en otros lugares, un retroceso de los principios de independencia y anticolonialismo ...”.[*] Luego arremetió contra la administración y sus colegas en el Senado con esta perorata:

Sin embargo, ¿no aprendimos en Indochina? . . que podríamos haber servido tanto a la causa francesa como a nuestra propia causa infinitamente mejor, ¿hubiéramos tomado una posición más firme mucho antes de lo que lo hicimos? ¿No nos enseñó ese trágico episodio que, le guste o no a Francia, lo admita o no, o tenga nuestro apoyo o no, sus territorios de ultramar, tarde o temprano, uno a uno, inevitablemente se van a liberar…? Con cada partida se ha desinflado cada vez más un gran mito. El problema es salvar a la nación francesa y liberar a África.[*]

A lo que se refería Kennedy —sobre salvar a la nación francesa— era al hecho de que el conflicto argelino era tan divisivo, tan feo y tan arraigado que había surgido una rebelión abierta contra la retirada. Esto finalmente se convirtió en la Organización del Ejército Secreto (OEA). Intentaron asesinar al presidente Charles DeGaulle más de una vez.

El discurso de Kennedy fue atacado amargamente por todos lados, incluso por demócratas como Adlai Stevenson y Dean Acheson.[*]

El periodista británico Alistair Cooke resumió perspicazmente lo que había hecho Kennedy. Al enfurecer a un aliado y atacar a la administración, se había convertido en “el demócrata por el que el presidente 'debe hacer algo'. Es una forma de martirio corriente que los senadores Humphrey y Johnson pueden llegar a envidiar ”. A finales de año, Kennedy estaba en la portada de Tiempo La historia se titulaba "Man Out Front".[*]

III

El libro más vendido de 1958 El americano feo era un retrato apenas disfrazado de la creciente participación estadounidense en Vietnam. A Kennedy le encaprichó tanto que compró cien copias y envió una a cada uno de sus colegas senadores. También pagó un gran anuncio para el libro en El programa de New York Times.[*] 

[Fuente: amazon.com]

Ese libro describió cuán desconectados estaban los representantes del Departamento de Estado tanto con la política como con los pueblos de los países nativos en los que servían. Antes de su campaña para la presidencia, Kennedy le dijo a Harris Wofford:

La clave para el país es una nueva política exterior que salga de los confines de la Guerra Fría. . . . Los candidatos más probables son [Lyndon] Johnson o [Stuart] Symington, pero si alguno de ellos es nominado, también podríamos elegir a Dulles o Acheson; sería de nuevo la misma política exterior de la guerra fría.[*]

En esa elección presidencial, Kennedy intentó convertir a África en un problema. Atacó repetidamente el historial de la administración de Eisenhower allí, y mencionó el continente 479 veces en sus discursos de campaña de 1959-60. En un discurso, dijo que Estados Unidos había perdido terreno en África porque la administración no había visto la creciente ola de nacionalismo allí.[*]

Una vez en el cargo, y contrariamente a la creencia popular, una de las primeras áreas de la política exterior que le preocupaba era la actual crisis del Congo.

Debido a su gran interés en África, Kennedy había estado a favor del presidente elegido democráticamente de esta república constitucional recién liberada, Patrice Lumumba.

Patrice Lumumba llega a Nueva York el 24 de julio de 1960. [Fuente: wikiwand.com]

Pero los antiguos colonizadores y Eisenhower tenían diseños diferentes. Bélgica había abandonado el Congo abruptamente, con muy poca transición formal. Hicieron esto con la esperanza de que el país incipiente, pobre y generalmente sin educación cayera en el caos. Esto serviría entonces de pretexto para que los belgas regresaran a la antigua colonia. Eso es lo que pasó.

Lumumba primero pidió a la ONU y a Dag Hammarskjöld que intervinieran. Pero anticipando que esto ocurriría, Bélgica, y en menor grado Francia e Inglaterra, acordaron que la provincia rica en minerales de Katanga se separara bajo el liderazgo de su testaferro pagado Moïse Tshombe.[*]

El secretario general de la ONU, Dag Hammarskjöld, saluda a Moïse Tshombe en el aeropuerto de Elizabethvillle el 15 de agosto de 1960. [Fuente: libia360.wordpress.com]

Cuando la ONU tardó en actuar, Lumumba hizo una visita a Washington en busca de ayuda. Eisenhower partió deliberadamente hacia Rhode Island para evitar encontrarse con él. El secretario de Estado Christian Herter no se comprometió y remitió el asunto a la ONU y Hammarskjöld. A su vez, dejó la impresión de que Eisenhower estaba trabajando con el Secretario General, lo cual no fue así. Sin opciones, Lumumba se dirigió a Moscú en busca de ayuda. Los rusos aceptaron ayudarlo. Eso selló su destino a los ojos de Washington. 

Como el Comité de la Iglesia reveló más tarde, a mediados de agosto de 1960 por orden del presidente Eisenhower, Allen Dulles inició una serie de complots de asesinato para matar a Lumumba.[*] En agosto 26thDulles envió una orden de asesinato al jefe de la estación de la CIA en Leopoldville. La orden autorizó un presupuesto de $ 100,000, el equivalente a un millón de dólares hoy, para dar por terminado Lumumba.[*]

Como describe John Newman en su libro Cuenta regresiva para la oscuridad, aunque la Agencia intentó cuatro o cinco métodos diferentes para matar a Lumumba —incluyendo envenenarlo y enviar asesinos a sueldo con nombre en código QJ / WIN y WI / ROGUE para asesinarlo— por una razón u otra, ninguno de los complots funcionó. 

Lo que finalmente se decidió fue que la CIA ayudaría a su agente, Joseph Mobutu, a capturarlo y luego transportarlo a Katanga. Allí, bajo la supervisión de los belgas, Lumumba fue asesinado por un pelotón de fusilamiento. Luego, su cuerpo fue empapado en ácido sulfúrico. Cuando se acabó el ácido, su cadáver fue incendiado.[*] Como escribió el difunto Jonathan Kwitny:

... el precedente de todo esto, el primer golpe de estado en la historia africana poscolonial, el primer asesinato político, el primer desguace de un sistema democrático legalmente constitucional, todo tuvo lugar en un país importante, y todos fueron instigados por los Estados Unidos de América. America.[*]

Lumumba siendo torturado antes de su muerte. [Fuente: thepatriot.co.zw]

Lumumba fue asesinado el 17 de enero de 1961, solo tres días antes de la toma de posesión de Kennedy. Existe alguna evidencia que indica que la Agencia tenía prisa porque temían lo que haría Kennedy una vez que asumiera el cargo.[*]

Clare H. Timberlake [Fuente: wikipedia.org]

Si ese fuera el caso, la suposición era correcta. Durante su primera semana en el cargo, sin saber que Lumumba estaba muerto, Kennedy ordenó una revisión completa de la política de Eisenhower en el Congo. Kennedy llamó a la embajadora Clare Timberlake y finalmente lo reemplazó con Gullion. Eso, en sí mismo, fue una clara señal de un cambio radical en la política. Timberlake había respaldado la secesión de Katanga y el armamento de Tshombe.[*]

Edmund Gullion [Fuente: bidd.org.rs]

Kennedy no se enteró del asesinato de Lumumba hasta el 13 de febreroth. El fotógrafo de la Casa Blanca, Jacques Lowe, estaba en la Oficina Oval cuando Kennedy recibió la noticia del embajador de la ONU, Adlai Stevenson. Lowe tomó esta foto y luego dijo que Kennedy gimió y dijo: "¡Oh, no!"

Kennedy se entera de la noticia del asesinato de Lumumba. Foto de Jacques Lowe. [Fuente: theguardian.com]
Thomas J. Dodd [Fuente: wikipedia.org]

Como había predicho Hammarskjöld, la nueva política de Kennedy iba a encontrar resistencia. A nivel nacional, esto tomó la forma del senador demócrata conservador Thomas J. Dodd. Comenzó a celebrar audiencias durante las cuales defendió a los "luchadores por la libertad" de Katanga y cuestionó cómo Estados Unidos había perdido el Congo ante el comunismo.[*] Dodd fue complementado en los medios por el columnista de derecha y estrella de televisión William F. Buckley. Como escribió una vez Jonathan Kwitny, Buckley vio "el espíritu de Edmund Burke en el rostro de Moïse Tshombe".[*]

William H. Buckley [Fuente: williamhogeland.wordpress.com]

Pero entonces, en la noche del 17 de septiembre de 1961, ocurrió algo aún más preocupante. Esta fue la muerte en un accidente aéreo de Dag Hammarskjöld. Hoy, después del libro de Susan Williams Quien mató Hammarskjöld?[*] y la pelicula Estuche frío Hammarskjöld, A este escritor le parece bastante claro que su muerte fue un caso de sabotaje y no ocurrió por accidente. Pero lo importante para esta discusión es que Gullion envió un cable a Kennedy para decirle que sentía que era un asesinato en el momento en que sucedió.[*] 

El accidente aéreo de Dag Hammarskjöld, otro crimen sin resolver de la década de 1960. [Fuente: newsbeezer.com]

Históricamente, esto es importante porque parece haber impulsado a Kennedy a tomar el control de la situación él mismo. Kennedy fue ahora a la ONU y dijo que debían continuar la misión que Hammarskjöld había comenzado, es decir,, utilizando una fuerza militar de la ONU para reunir a Congo, eliminar a los mercenarios y expulsar a Tshombe.

La administración ahora respaldó al líder sindical Cyrille Adoula para que fuera el nuevo primer ministro; utilizaron sobornos, chantajes y amenazas para que lo eligieran en 1961 en lugar del más popular Antoine Gizenga, el ex viceprimer ministro de Lumumba que fue encarcelado en la isla Bula Mbemba después de que acusó a Adoula de traición.

Adoula era un anticomunista moderado que tenía vínculos con los Estados Unidos a través de sindicatos de trabajadores conectados con la CIA. Cuando se convirtió en primer ministro, Adoula declaró que "el Congo no debe convertirse en un campo de batalla para la Guerra Fría".[*]

JFK y Adoula en la Casa Blanca, 5 de febrero de 1962. [Fuente: jfklibrary.org]

Kennedy dio su aprobación secreta al nuevo Secretario General U Thant para expandir las operaciones militares si fuera necesario para respaldar la autoridad de Adoula. Además, logró reducir en gran medida la financiación subrepticia de la empresa belga / británica Union Minière a Tshombe.[*]

El 24 de diciembre de 1962, las tropas de Katangese dispararon contra un helicóptero de la ONU. Esto inició una gran ofensiva denominada Operación Grand Slam. Un mes después, el esfuerzo de secesión terminó. JFK escribió notas de felicitación a todos los involucrados.[*] Estados Unidos se había enfrentado al imperialismo europeo en África.

IV

Egipto se extendió a ambos lados de África y Oriente Medio. Su líder carismático y articulado, Gamal Abdel Nasser, se había negado a unirse al Pacto de Bagdad cuando fue invitado por Foster Dulles. Le dijo al Secretario de Estado que no podía unirse a ninguna alianza anticomunista que incluyera a Gran Bretaña como socio o socio silencioso, ya que habían sido el mayor colonizador del mundo durante décadas. Si lo hiciera, sus seguidores lo percibirían como un títere occidental.[*]

Gamal Abdel Nasser saluda a la multitud egipcia. [Fuente: callesegipcias.com]

Esta postura es lo que hizo a Nasser tan popular en el mundo árabe y también tan anatema para Israel y Arabia Saudita. Nasser era panarabista. También era un laicista y socialista que se oponía a los Hermanos Musulmanes, un grupo fundamentalista militante.

La Hermandad fue financiada originalmente por los británicos.[*] Y muchos de sus miembros fueron reclutados entre las filas de la forma extrema de Islam practicada en Arabia Saudita, llamada wahabismo. El primer tratado formal entre Inglaterra y Arabia Saudita se firmó en 1915.[*]

¿Por qué fue esta una relación de beneficio mutuo? ¿Y por qué Gran Bretaña se opondría a Nasser, hasta el punto de financiar también a la Hermandad en Egipto? Los británicos no querían que el panarabismo de Nasser se extendiera por la misma razón que los saudíes no querían.

El socialista Nasser creía que el petróleo de Oriente Medio pertenecía a todos los árabes y debía utilizarse para el progreso de la región en su conjunto. Financieramente, Gran Bretaña preferiría tratar con las monarquías individuales en lugar de una confederación de repúblicas.[*]

Y la familia real saudita ciertamente no quería compartir su riqueza petrolera o ceder su control monárquico. De hecho, cuando Nasser forjó una confederación con Siria para formar la República Árabe Unida, los saudíes trabajaron con éxito para romper la unión.[*]

John Foster Dulles también se opuso al panarabismo de Nasser. Una vez dijo que el líder egipcio "azuzó el panarabismo tanto como Hitler azuzó el pangermanismo como un medio para promover una expansión de su poder".[*]

Esta era la misma razón por la que Israel temía a Nasser: si Nasser lograba unificar el Medio Oriente, el poder combinado de todas las naciones, desde muchas direcciones, posiblemente podría abrumar a las fuerzas israelíes. Además, Nasser "estaba atado por las ideas de la unidad árabe y sentía una obligación moral, política e ideológica para con el pueblo palestino".[*]

Kennedy estaba desconcertado por la política de Dulles / Eisenhower hacia Nasser y el Medio Oriente. No entendía por qué Foster Dulles se retiró de su acuerdo para ayudar a financiar el objetivo de Nasser de la presa de Asuán al otro lado del Nilo.

JFK no apoyó la intervención militar de Eisenhower en el Líbano en 1958. Como hemos visto, protestó por el apoyo estadounidense a la brutal guerra colonial francesa para mantener el estado predominantemente musulmán de Argelia como parte de la mancomunidad francesa. Como escribió una vez George Ball, Kennedy creía que este tipo de políticas funcionaba a favor de los soviéticos cediéndoles las cuestiones de la independencia, el nacionalismo y el desarrollo de la infraestructura.[*]

Para Kennedy, alguien como Nasser proporcionó un contrapeso al problema del fundamentalismo islámico, que era un tema que había mencionado en su discurso de 1957 en Argelia. Allí, notó la atracción sociopolítica del mundo musulmán hacia el "feudalismo y fanatismo árabe".[*]

En consecuencia, Kennedy no entendió la congelación de Nasser por parte de Eisenhower después de la crisis de Suez de 1956. Este habría sido un momento oportuno para un calentamiento de las relaciones con el líder salvajemente popular.

Eisenhower y Nasser después de la crisis de Suez de 1956. [Fuente: csmonitor.com]

Nasser ahora tuvo que recurrir a la Unión Soviética en busca de ayuda en la construcción de Asuán. En 1957, la administración anunció la Doctrina Eisenhower, que ahora permitía la intervención estadounidense directa frente a cualquier amenaza soviética. Nasser sintió que esto estaba dirigido a él, y algunos comentaristas creen que ese era el caso.[*]

Eisenhower, el vicepresidente Richard Nixon y Foster Dulles temían la capacidad de Nasser para controlar todo el Medio Oriente. Decidieron inclinarse en la dirección opuesta, hacia el rey Saud de Arabia Saudita.

La administración lo invitó a Washington, donde aceptó la Doctrina Eisenhower.[*] Lo que hizo que esto fuera aún peor es que Arabia Saudita se había hecho cargo del patrocinio de los Hermanos Musulmanes de Gran Bretaña y estaba promoviendo al grupo terrorista fundamentalista en todo el mundo.[*]

Nixon y Eisenhower dan el tratamiento real al príncipe saudí Ibn Saud como parte de una estrategia diseñada para aislar el panarabismo de Nasser. [Fuente: commons.wikimedia.org]

V

Kennedy reconoció abiertamente que sentía que todo lo anterior era un error. En un discurso de 1959, dijo:

Pero si podemos aprender de las lecciones del pasado, si podemos abstenernos de presionar nuestro caso con tanta fuerza que los árabes sientan que su neutralidad y nacionalismo están amenazados, Oriente Medio puede convertirse en un área de fortaleza y esperanza.[*]

Nasser ya estaba predispuesto a favorecer a Kennedy por sus críticas a Francia en el conflicto argelino. Kennedy inició una prolífica correspondencia entre los dos líderes, que finalmente se compuso de 91 cartas de 1961 a 1963. 

John Badeau [Fuente: wikipedia.org]

Ambos hombres fueron cálidos, respetuosos y sinceros el uno con el otro en estas cartas. Kennedy había rendido el mayor cumplido a Nasser cuando nombró al Dr. John Badeau como embajador en Egipto. El ex presidente de la Universidad Americana de El Cairo, Badeau fue probablemente el principal estudioso de la historia de Egipto en los Estados Unidos que hablaba árabe con fluidez.

Ese nombramiento comunicó cuánto deseaba Kennedy establecer una relación genuina con Nasser. Lo que también hizo que la relación fuera benigna fue que Kennedy ofreció a Nasser diez millones de dólares para evitar que los antiguos monumentos del valle del Nilo fueran invadidos por las inundaciones.[*]

Kennedy le había dicho a su asesor de seguridad nacional, McGeorge Bundy, que quería dar prioridad al desarrollo de una relación con Nasser. Por lo tanto, nombró a Robert Komer para el Consejo de Seguridad Nacional. Komer estaba muy a favor de cortejar a Nasser, y aunque era judío, no estaba en deuda con Israel. Komer pensó, como Kennedy, que Estados Unidos podría aprovechar el nacionalismo árabe a través del atractivo generalizado de Nasser. Después de todo, esa apelación hizo que el príncipe Talal abandonara Arabia Saudita y se trasladara a Egipto en 1962.

Robert Komer [Fuente: commons.wikimedia.org]

En el otoño de 1961, la relación atravesó una especie de crisis. Se disolvió la confederación entre Siria y Egipto, la República Árabe Unida. Kennedy se puso a trabajar para amortiguar el golpe a Egipto. 

Ofreció aún más ayuda a Nasser y le otorgó un gran préstamo para suavizar el impacto económico. También se negó a reconocer al nuevo gobierno en Siria hasta que Nasser lo hiciera.[*] Kennedy continuó impulsando el plan de la ONU para repatriar a los refugiados palestinos de la Nakba, mucho después de que David Ben-Gurion de Israel lo rechazara. (Ver el intercambio de cartas entre Kennedy y Nasser.)

De hecho, Kennedy y Nasser intercambiaron cartas sobre el problema de los refugiados palestinos durante muchos meses. Kennedy esencialmente tomó esto por su cuenta y alertó a Nasser que estaba impulsando el tema a través de su embajador israelí en Tel Aviv. Y en una carta de abril de 1963 a Nasser, Kennedy aseguró al líder egipcio que, a diferencia de sus predecesores, no se oponía a sus renovados esfuerzos por formar una unión panárabe.

En 1962, todos en el Departamento de Estado estaban impresionados por lo que Kennedy había logrado: había convertido lo negativo en positivo. Pero hubo un problema que comenzó a surgir en este momento.

Abdullah al-Sallal [Fuente: wikipedia.org]

Estalló una guerra en Yemen entre el remanente de la monarquía precedente y una fuerza rebelde liderada por el coronel Abdullah al-Sallal, un joven nacionalista que quería modernizar Yemen y exigía que los británicos salieran de Adén. Arabia Saudita canalizó armas a los realistas, encabezados por Mohammed al-Badr, el hijo del Imam Ahmed, que había gobernado despóticamente de 1948 a 1962, y Nasser envió una fuerza expedicionaria por un total de 70,000 hombres para apoyar a al-Sallal.[*]

Kermit Roosevelt [Fuente: wikipedia.org]

Gran Bretaña e Israel le escribieron a Kennedy suplicándole que no apoyara a Nasser. Los cabilderos de las compañías petroleras, como Kermit Roosevelt y Christian Herter Jr., que estaban en términos amistosos con los expertos en Medio Oriente del Departamento de Estado, también estaban tratando de presionar a Kennedy para que endureciera su posición hacia Nasser. Pero Kennedy resistió a sus aliados y declaró que respaldaría a Nasser en su esfuerzo por convertir Yemen en una república.[*]

A medida que avanzaba la guerra, Kennedy envió a Ellsworth Bunker a negociar una tregua. El problema era que los saudíes veían el conflicto como una forma de abrir una brecha entre JFK y Nasser, por lo que se resistieron a firmar una tregua formal.

Christian Herter Jr. [Fuente: wikipedia.org]

Kennedy no estaba dispuesto en este momento a renunciar a la relación de Estados Unidos con Arabia Saudita "debido a las grandes inversiones petroleras que teníamos allí", como Kennedy le dijo a Komer. Se temía que la situación en Yemen pudiera desencadenar una revuelta nasserista contra la monarquía saudí y amenazar el control de Aramco del campo petrolero de Dhahran.

Para evitar que eso suceda, la administración JFK, en abril de 1963, envió ocho cazabombarderos estadounidenses F-100 y un número indeterminado de asesores militares para familiarizar a los oficiales saudíes con las últimas técnicas en combate aéreo y contrainsurgencia.[*]

Esto frustró el intento de Kennedy de llevar a buen término su relación con Egipto y agrió las relaciones con Nasser. El general Curtis LeMay y otros halcones del Pentágono estaban presionando en este momento por un papel más ampliado de Estados Unidos en el conflicto de Yemen al que Kennedy estaba en contra.

Bajo presión, Kennedy se calentó a la casa de Saud. [Fuente: houseofsaud.com]

VI

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el líder nacionalista Sukarno proclamó a Indonesia como una nación independiente. Pero cuando las fuerzas británicas comenzaron a aterrizar allí después de la derrota de Japón, comenzaron a ayudar a los holandeses a recuperar su antigua colonia. Sukarno y su socio musulmán Mohammed Hatta comenzaron ahora una guerra de guerrillas de liberación. La presión internacional ayudó a convencer a los Países Bajos de ceder el control del archipiélago gigante a Sukarno. Pero los holandeses se aferraron a lo que entonces se llamaba West Irian.

JFK y Sukarno en un auto abierto en Washington en abril de 1961. [Fuente: smh.com.au]

Como Lumumba y Nasser, Sukarno era un líder carismático, un orador contundente y un firme defensor del anticolonialismo. En 1955, él y Nehru de India patrocinaron la Conferencia de Bandung en Indonesia. 

Esta fue la primera reunión de lo que se llamó Movimiento de Países No Alineados. Generalmente, se trataba de naciones emergentes del continente africano o asiático que no deseaban ser peones de la Guerra Fría. Querían tener la libertad de elegir sus propias políticas exteriores y socios comerciales sin ser tachados de compinches soviéticos o estadounidenses.

Como muchos han señalado, el año en que se convocó la conferencia pareció ser algo más que una casualidad. Porque en los dos años anteriores la CIA había derrocado sus primeros gobiernos elegidos democráticamente: en Irán en 1953 y Guatemala en 1954. Ninguno de los líderes depuestos —Mohammad Mossadegh en Irán, Jacobo Árbenz en Guatemala— era comunista ni estaba alineado con la URSS.

El objetivo principal de ambos era eliminar la dominación extranjera de sus recursos naturales para que pudieran ser mejor utilizados por los pueblos nativos. En Guatemala esto significaba la United Fruit Company de propiedad estadounidense; en Irán fue el conglomerado británico / estadounidense Anglo-Iranian Oil Company.

Por lo tanto, los hermanos Dulles y el presidente Eisenhower decidieron interceder a favor de ambas corporaciones. Por esta razón, muchos de los líderes de estas naciones no alineadas expresaron abiertamente su descontento con la diplomacia de John Foster Dulles.[*]

Allen Dulles con JFK durante la crisis de Bahía de Cochinos. [Fuente: thedailybeast.com]

A finales de los años cincuenta, el PKI, el partido comunista de Indonesia, era uno de los más grandes del mundo. En 1957, se hizo un intento de asesinato en Sukarno y lo utilizó para tomar el control de las últimas explotaciones comerciales holandesas en el archipiélago. Pero la CIA, que ya estaba canalizando dinero para crear una oposición a Sukarno, culpó al PKI.[*]

La combinación de estos eventos —el liderazgo de Sukarno en una posición de neutralismo mundial, su toma de los intereses comerciales y el crecimiento del PKI— lo convirtieron en un objetivo del continuo interés de los hermanos Dulles en la técnica del golpe de Estado. Porque a los ojos de Foster Dulles, realmente no existía la neutralidad en la Guerra Fría. Para el Secretario de Estado, la neutralidad era simplemente un estado de transición encaminado hacia el comunismo. También lo llamó "una concepción obsoleta ... inmoral y miope".[*]

Por lo tanto, en 1958, la administración organizó lo que fue, en ese momento, la acción encubierta más grande jamás intentada por la Agencia. Pero el aspecto clandestino se arruinó cuando, durante el levantamiento respaldado por la CIA, un piloto fue derribado.

Alan Pope tenía una identificación de la Agencia cuando fue capturado. Dado que el bombardeo de Pope había matado a muchos civiles, Sukarno pudo usar a su prisionero como una exhibición para mostrar quién estaba realmente detrás del intento de derrocamiento. Esta gran victoria propagandística fue el principio del fin de la acción.

Alan Pope, a la izquierda, en su juicio. [Fuente: intisari.grid.id]

Como se señaló a lo largo de este ensayo, Kennedy no estaba de acuerdo con la visión de neutralismo de Dulles. De hecho, su grupo de trabajo previo a la inauguración concluyó que la falta de alineación no debería ser perjudicial para los intereses estadounidenses. Tácticamente, Kennedy creía que al no aceptar la neutralidad, Estados Unidos hacía más atractivos a los soviéticos en el Tercer Mundo.[*]  Por lo tanto, cuando Kennedy asumió el cargo, comenzó a revertir la política de la administración anterior, esta vez en Indonesia.

Apenas tres meses después de su investidura, Kennedy decidió invitar a Sukarno a Washington. Estaba interesado en conseguir la liberación de Pope. El nuevo presidente pidió al director de la CIA, Allen Dulles, una sesión informativa sobre cómo Pope se había convertido en prisionero. Dulles le dio una versión redactada de un informe interno de la CIA.

Pero Kennedy entendió cuál era el significado de eso. Exclamó después de leerlo: “No me extraña que a Sukarno no le gustemos mucho. Tiene que sentarse con personas que intentaron derrocar a su gobierno ”.[*]

JFK posa con Sukarno durante su visita. [Fuente: idpinterest.com]

Las interacciones de Kennedy con Sukarno se basaron en asegurar la liberación de Pope, lo que hizo, y también en mejorar las relaciones estadounidenses.

Kennedy encargó a un equipo de economistas de la Universidad de Tufts que desarrollara un plan para extender la ayuda económica a Indonesia de manera no militar. También hizo arreglos para que West Irian pasara de Holanda a Indonesia; esto se llamó el Acuerdo de Nueva York. Fue otro revés de la administración anterior. 

En deferencia a los Países Bajos, Eisenhower había mantenido la resolución reprimida en las Naciones Unidas. El presidente Kennedy confió las negociaciones a su hermano Robert y Ellsworth Bunker. Sukarno estaba jubiloso cuando se aprobó en la ONU y se convirtió en ley.[*]

El nuevo presidente también ayudó a organizar una distribución de beneficios favorable entre los intereses comerciales estadounidenses en Indonesia y el gobierno de ese país.[*] Kennedy prometió ahora visitar Sukarno en el año de campaña de 1964. Sukarno había elaborado planes para construir una villa para esa visita.

VII

Jacqueline Kennedy y su hermano Robert coescribieron una carta a los soviéticos aproximadamente una semana después del asesinato del presidente Kennedy.

Advirtieron que la búsqueda de la distensión entre el presidente asesinado y el líder soviético Nikita Khrushchev no continuaría bajo Johnson. Para continuar esa búsqueda, Robert dimitiría como fiscal general, se postularía para un cargo electivo y luego se postularía él mismo para la presidencia.[*]

Pero eso no fue todo lo que cambió. En el Congo, tras la caída de Katanga, Kennedy quería que el ejército congoleño fuera entrenado por el coronel Michael Green, un experto en la zona. Green había desarrollado un plan territorial para Leopoldville para mantener unido al país. El Pentágono se estancó en la finalización de este plan.[*]

Mientras tanto, Mobutu se convirtió en el favorito de los militares y de la multitud de Fort Benning [Fort Benning era el hogar de la Escuela de las Américas del Ejército de los Estados Unidos y la escuela aerotransportada del ejército de los Estados Unidos donde Mobutu pidió entrenar]. Cuando Kennedy se reunió con Mobutu en el jardín de rosas de la Casa Blanca en mayo de 1963, le dijo: "General, si no hubiera sido por usted, todo se habría derrumbado y los comunistas se habrían apoderado".[*] Sin embargo, Kennedy no estaba comprometido con Mobutu como jefe de estado en este momento. También estaba tratando de convencer a la ONU de que prolongara su estancia en el Congo al dirigirse a la Asamblea General en septiembre de 1963.

JFK y Mobutu en la Casa Blanca, mayo de 1963. [Fuente: globistan.com]

En el momento de la muerte de Kennedy, estallaron las llamadas rebeliones de Simba y Kwilu, que eran de orientación lumumbista.

Un simba rebelde con armas y vestimentas tradicionales. [Fuente: wikipedia.org]

Jonathan Kwitny describió a los nativos que participaron en estas rebeliones, estereotípicamente, como una “horda” de “chusma bárbara” formada por “granjeros hambrientos convertidos en asesinos que practicaban magia negra contra cualquier persona educada o de influencia extranjera. Esto incluyó ser arrojado desde puentes en una bolsa de arpillera al río abajo ".[*]

El presidente Johnson y la CIA utilizaron estos levantamientos —que fueron apoyados por el revolucionario argentino Che Guevara— para convertir al Congo en un caldero de la Guerra Fría. La violencia se atribuyó a la China maoísta, ya que uno de los líderes principales, Pierre Mulele, exministro de educación de Lumumba, había sido entrenado en la guerra de guerrillas allí.

Pierre Mulele [Fuente: twitter.com]

El líder del Congo elegido por Kennedy, Cyrille Adoula, renunció después de instituir medidas de austeridad económica a instancias del gobierno de Estados Unidos, lo que exacerbó la desigualdad que subyace a la revuelta de Simba.

Adoula fue reemplazado por, de todos los hombres, el ex líder de Katanga, Moïse Tshombe. Sin Kennedy para persuadirlos de quedarse, en el verano de 1964, la ONU se fue. Estados Unidos invitó ahora a los belgas a regresar al país.

Los mercenarios, a quienes la fuerza de la ONU había luchado por expulsar, ahora también fueron invitados a regresar al Congo. Los mercenarios eran de los países supremacistas blancos de Rhodesia y Sudáfrica. La CIA también envió exiliados cubanos de la invasión de Bahía de Cochinos para realizar salidas en jet contra los nativos. 

Un rebelde de la ciudad oriental de Uvira declaró a un periodista:

Mire, somos un pueblo que lucha por la libertad con lanzas y garrotes. Ustedes, los poderosos estadounidenses, nos están aplastando con bombas y aviones. ¡Dios te juzgará, Dios te castigará![*]

La CIA devolvió a los mercenarios blancos al Congo para reprimir una rebelión guerrillera. [Fuente: historica.fandom.com]

Con la traición de la política de Kennedy y el crecimiento de otra guerra sucia, Gullion dimitió. Como embajador estadounidense en la ONU, Adlai Stevenson dijo que Estados Unidos, en el año posterior al asesinato de Kennedy, pasó de ser un campeón de la causa africana a ser tan vilipendiado como los belgas.[*]

En el año siguiente, 1965, Joseph Mobutu se convirtió en el hombre fuerte político del Congo. Permaneció en ese puesto durante más de 30 años, empobreciendo a su país y convirtiéndose en el hombre más rico de África.[*]

La desgracia atormentó a otro país africano después del asesinato de Kennedy: Ghana.

El presidente Kennedy había disfrutado de relaciones amistosas con Kwame Nkrumah, el primer líder posterior a la independencia de Ghana, y prometió fondos para la construcción de una presa en el río Volta.

Nkrumah era un socialista y panafricanista que apoyaba a Lumumba. Quería industrializar la economía de Ghana y soñaba con crear los Estados Unidos de África.

Kennedy se reúne con Kwame Nkrumah en la Casa Blanca en marzo de 1961. [Fuente: jfklibrary.org]

El 26 de febrero de 1966, Nkrumah fue derrocado en un golpe dirigido por el agente de la CIA Howard Bane, cuyo papel fue posteriormente expuesto por el jefe de la estación de la CIA en Angola, John Stockwell.[*]

Después del golpe, el Fondo Monetario Internacional (FMI) envió una delegación a Ghana que instruyó a la nueva junta gobernante a poner fin al programa de industrialización de Nkrumah. El desarrollo económico de Ghana se retrasó durante los siguientes 50 años, y el derrocamiento de Nkrumah representó un golpe para toda África.[*]

[Fuente; elreporteghana.com]

VIII

En el Medio Oriente, el presidente Johnson no vio la ventaja política en tratar de ser justo con Nasser. Como el líder egipcio escribió una vez a Kennedy, hay un voto judío muy fuerte en Estados Unidos, pero un voto árabe bastante débil. Por lo tanto, la presión política fue en un solo sentido. 

Pero como Johnson no era el defensor de las luchas del Tercer Mundo que era Kennedy, empeoró las cosas para el patrocinador de la Conferencia de El Cairo. Por ejemplo, Nasser se opuso a la escalada de Johnson de la guerra de Vietnam. Cuando se expresó esta oposición, Johnson cortó la ayuda a Egipto y envió más armas a Israel. Como fue el caso de Eisenhower, esto gravitó a Nasser hacia la URSS.[*]

Cuando Badeau vio lo que estaba sucediendo, como Gullion, renunció. Al igual que con Eisenhower y Foster Dulles, Johnson ahora comenzó a inclinarse más hacia Arabia Saudita, una monarquía fundamentalista patrocinadora del terror. Les proporcionó un sistema de defensa aérea, les ofreció bases militares y una subvención de $ 100 millones para camiones y otros vehículos de transporte.[*]

LBJ saluda al príncipe saudí en el césped de la Casa Blanca. [Fuente: alplm-cdi.com]

Como escribió Roger Mattson en su libro Robando el Bomba atómicaNingún presidente de la era atómica se opuso más a la proliferación nuclear que Kennedy. En un intercambio de cartas en mayo y junio de 1963, Kennedy amenazó con retirar fondos para Israel a menos que se le permitiera enviar inspectores a la planta del reactor nuclear en el sitio de Dimona.[*]

Sin embargo, cuando la CIA le dijo a Johnson que parecía que Israel había desarrollado en secreto un dispositivo atómico, LBJ apenas reaccionó.[*] Durante la Guerra de los Seis Días de 1967, aunque Johnson pidió que Israel no atacara primero, lo hicieron, después de que el secretario de Defensa, Robert McNamara, diera su aprobación.[*] 

LBJ y su equipo de Seguridad Nacional durante la crisis árabe-israelí de 1967. [Fuente: foreignpolicyjournal.com]

Y todos sabemos lo infame Libertad incidente, que ocurrió durante esa guerra. Aviones israelíes atacaron el USS Libertad, un barco espía de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Esto resultó en 34 muertos y 171 heridos. Johnson no rompió relaciones con Israel y no se llevaron a cabo juicios por esta atrocidad. Después de la guerra, debido a este claro favoritismo, Nasser rompió relaciones con Estados Unidos.[*]

El incidente del USS Liberty llevó a Nasser a romper relaciones con los EE. UU. [Fuente: wrmea.org]

IX

Cuando el presidente Johnson entró en la Oficina Oval, había un proyecto de ley para continuar la ayuda a Indonesia listo para que lo firmara. Todos en la división de Asia del Departamento de Estado sabían que firmar el documento habría sido una cuestión de rutina con Kennedy. Fue por una cantidad bastante pequeña como parte de una subvención mayor que se emitirá más tarde. Todos los involucrados se sorprendieron cuando Johnson se negó a firmarlo.[*]

Pero además, Johnson —diferente de nuevo de Kennedy— ahora se aseguró de que cualquier ayuda que se destinara a Sukarno tuviera una orientación militar. Además, Johnson no cumplió la promesa de Kennedy de visitar Sukarno en 1964. Como escribió más tarde Roger Hilsman del Departamento de Estado, Johnson estaba haciendo un cambio importante en la política: el intento de Kennedy de canalizar el nacionalismo de Sukarno de manera constructiva estaba siendo abandonado. Estados Unidos se estaba moviendo ahora hacia una línea dura con Indonesia.[*] Al igual que Gullion y Badeau antes que él, Hilsman dimitió en 1964.

Sukarno también se dio cuenta de que, con la muerte de Kennedy, la marea había cambiado. En agosto de 1964, en el Día de la Independencia de Indonesia, pronunció su famoso discurso del Año de Vivir Peligrosamente, prediciendo que 1965 sería fatídico. De hecho, en septiembre de 1964, la CIA estaba planeando una acción encubierta contra Sukarno y enlistando posibles alternativas a su liderazgo. También planearon crear agitación entre comunistas y no comunistas.[*]

La Casa Blanca estaba de acuerdo con este nuevo paradigma de fracturar la coalición gobernante de Sukarno.[*] En un año, la política estadounidense había pasado de hacer todo lo posible para apoyar a Sukarno a planificar ahora un nuevo liderazgo.

Como entendió Sukarno, 1965 fue fatídico. Para ser más precisos, fue catastrófico. Marshall Green, un protegido durante mucho tiempo de los hermanos Dulles, ahora se convirtió en el embajador estadounidense en Yakarta.

Johnson se reúne con el embajador Green. [Fuente: consortiumnews.com]

Lo que sucedió allí en el otoño de 1965 ha sido un misterio durante décadas. Pero un nuevo trabajo de Geoffrey Robinson, Jess Melvin, Brad Simpson y Greg Poulgrain, ha demostrado que los salvajes y completos ataques contra el PKI que se cobraron la vida de al menos 500,000 personas fueron planeados y ejecutados como un genocidio. Era una forma de eliminar a Sukarno al no agredirlo directamente.[*]

En opinión de este escritor, el último capítulo del libro de Poulgrain, JFK. contra Allen Dulles: campo de batalla de Indonesia, es la mejor explicación de cómo ocurrió esto y cómo el general Suharto estaba en el centro de la tormenta.

Soldado indonesio antes de ejecutar a los supuestos sospechosos comunistas. [Fuente: insideindonesia.com]

Al igual que Mobutu en el Congo, Suharto ahora se convirtió en el nuevo hombre fuerte en Indonesia, mientras que Sukarno fue puesto bajo arresto domiciliario. Gobernó durante tres décadas mientras la gente de Indonesia trabajaba principalmente para empresas extranjeras con salarios mínimos. Debido al caos económico y social, todo se derrumbó en 1998.

General Suharto [Fuente: britannica.com]

Conclusión

A la luz de los cambios descritos anteriormente, es necesario reevaluar la presidencia y el asesinato de John Kennedy.

Kennedy, sin duda, no era reacio a la intromisión extranjera y, en ocasiones, cedió ante la presión de la derecha. Sin embargo, su administración se comprometió con líderes socialistas y no alineados como Nasser y Sukarno, apoyó las soluciones diplomáticas al conflicto a través de la ONU, se enfrentó a los agentes imperiales europeos y, en general, se opuso a los golpes de Estado de derecha y la intervención militar.

Los eventos deletéreos que ocurrieron después de su muerte son simplemente demasiado para atribuirlos a una coincidencia. He evitado deliberadamente describir las escaladas específicas en Vietnam y el abandono del intento de distensión de Kennedy con Castro. Estos se han tratado extensamente en otros lugares, como en el libro de James Douglass JFK y el Indecible.

Lo que estoy tratando de mostrar aquí es que esos no fueron ejemplos aislados, sino parte de un patrón más amplio de política exterior, uno que no comenzó después de la Crisis de los Misiles de 1962, sino mucho antes. Al igual que los hermanos Dulles, Lyndon Johnson simplemente no tenía la empatía ni la comprensión de los problemas del Tercer Mundo que tenía Kennedy, y estaba decidido a intensificar los conflictos de la Guerra Fría y dar luz verde a los elementos más agresivos de la seguridad nacional de Estados Unidos. establecimiento.

Los líderes progresistas y los pueblos que viven en las naciones emergentes entendieron significativamente lo que sucedió después del asesinato de Kennedy. En una entrevista de 1964 con la reportera Cindy Adams, Sukarno describió la casa especial que diseñó para la visita de Kennedy. Luego hizo una pausa, comenzó a sudar, se secó la frente y dijo: "Dime, ¿por qué mataron a Kennedy?"[*]

Nasser cayó en una depresión y ordenó que el funeral de Kennedy se retransmitiera cuatro veces en la televisión de El Cairo.[*] Cuando a Kwame Nkrumah se le mostró una copia del Informe Warren, pasó a la página del título. Luego señaló el nombre de Allen Dulles. Se lo devolvió al embajador estadounidense y simplemente dijo: "Blanqueo".[*]


James Di Eugenio Es autor de Destino traicionado: JFK, Cuba y el caso de la guarnición (Nueva York: Skyhorse, 2nd ed. 2012) y editor del sitio web Kennedysandking.com.


[*] Revista CovertAction se enorgullece de notar que el libro de Garrison fue llamado la atención de Oliver Stone por primera vez por Ellen Ray, una de las fundadoras de CAM (que entonces se llamaba Acción encubierta trimestralmente). Ray había estado en La Habana para el Festival de Cine Latinoamericano de 1988 y se topó con Stone en un ascensor. Su compañía, Sheridan Square Press, acababa de publicar el libro de Jim Garrison, e instó a Stone a que lo leyera, lo que hizo e inmediatamente compró los derechos de la película por 250,000 dólares. Usó su propio dinero para hacer esto; no buscó la financiación del estudio porque quería mantener en secreto el proyecto de la película hasta que estuviera bien encaminado, ya que sabía que resultaría extremadamente controvertido.

[*] Véase Noam Chomsky, Repensar Camelot (Boston, MA: South End Press, 1993).

[*] Peter Dale Scott, La conspiración de guerra: JFK, 9/11 y la política profunda de la guerra, rev ed. (Nueva York: Skyhorse, 2013), 27, 28. Un borrador preliminar de NSAM 273 había sido aprobado por Maxwell Taylor del Estado Mayor Conjunto en una conferencia del Pentágono el 20 de noviembre.th en Honolulu, pero Kennedy nunca lo vio.

[*] John Newman, JFK y Vietnam: engaño, intriga y lucha por el poder (Nueva York: Grand Central Publishing, 1992).

[*] James douglass, JFK y lo indecible: por qué murió y por qué es importante (Nueva York: Touchstone, 2010), 126.

[*] Ver James Blight, JFK virtual: Vietnam, si Kennedy hubiera vivido (Nueva York: Rowman & Littlefield, 2010), 310; Scott, La conspiración de guerra.

[*] Arthur Schlesinger Jr., Mil días: John F. Kennedy en la Casa Blanca (Boston: Houghton Mifflin, 1965), pág. 278.

[*] Las cintas de Kennedy, por Ernest May y Philip Zelikow (Cambridge, MA: Belknap Press, 1998), 173-88. Véase también Martin Sherwin, Apostar con Armageddon: la ruleta nuclear de Hiroshima a la crisis de los misiles cubanos (Nueva York: Alfred A. Knopf, 2020).

[*] Véase David Nasaw, El Patriarca: La notable vida y los tiempos turbulentos de Joseph P. Kennedy (Nueva York: The Penguin Press, 2012).

[*] Richard Mahoney, JFK: Ordalía en África (Nueva York: Oxford University Press, 1983), 12.

[*] douglas, JFK y el inefable, 93.

[*] Ibíd.

[*] herbert parmet, Jack: Las luchas de John F. Kennedy (Nueva York: Dial Press, 1980), 228.

[*] Mahoney, JFK 12.

[*] Ibíd., 15-16.

[*] Discurso de Ambrose, en Kansas State University, 25 de octubre de 1988.

[*] Jeffrey Lefebvre, "El dilema de Kennedy en Argelia: Contención, política de la alianza y el 'diálogo rebelde", Revista de estudios de Oriente Medio, 35, 2 (abril de 1999), 61-82.

[*] john f kennedy, La estrategia de paz (Nueva York: The Popular Library, 1961), 67.

[*] Ibid., 70.

[*] Ibid., 72.

[*] Mahoney, JFK 20.

[*] Ibíd., 29-30.

[*] James Norwood, “Edmund Gullion, JFK and the Shaping of a Foreign Policy in Vietnam” en KennedysandKing.com, ver nota al pie 18.

[*] Felipe Muehlenbeck, Apostando por los africanos: cortejo de líderes nacionalistas africanos de John F.Kennedy (Nueva York: Oxford University Press, 2012), 37.

[*] Ibíd., 37-38.

[*] jonathan kwitny, Enemigos sin fin: la creación de un mundo hostil (Nueva York: Contemporary Books, 1984), 55.

[*] John Newman, Countdown to Darkness: The Assassination of President Kennedy (Cuenta atrás para la oscuridad: el asesinato del presidente Kennedy) (Crear Espacio Editores Independientes, 2017), 227.

[*] Ibid., 236.

[*] Ibid., 296.

[*] Kwitny, Enemigos sin fin, 75.

[*] John MortonBlum, Años de discordia, 1961-1974 (Nueva York: WW Norton, 1991), 23.

[*] Mahoney, JFK 80.

[*] James DiEugenio, "Dodd and Dulles vs Kennedy in Africa", Revista de sondaVol. 6, No. 2.

[*] Kwitny, Enemigos sin fin, 64.

[*] susana williams, ¿Quién mató a Hammarskjöld? La ONU, la Guerra Fría y la supremacía blanca en África (Nueva York: Oxford University Press, 2014).

[*] Entrevista a Mahoney por Oliver Stone en el próximo documental JFK: Destino traicionado.

[*] William Mountz, "The Congo Crisis: A Reexamination, 1960-1965", La Revista de Oriente Medio y África, 5, 2 (2014), 151-165; "Man in the News: Congo Caretaker Cyrille Adoula", The New York Times, 1 de julio de 1964, https://www.nytimes.com/1964/07/01/archives/man-in-the-news-congo-caretaker-cyrille-adoula.html

[*] James Di Eugenio, Destino traicionado: JFK, Cuba y el caso de la guarnición, Segunda edición (Nueva York: Skyhorse, 2012), 371-72.

[*] Mahoney, JFK, 156.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos 11.

[*] Roberto Dreyfuss, El juego del diablo: cómo Estados Unidos desató el Islam fundamentalista (Nueva York: Metropolitan Books, 2005), 20.

[*] Ibíd., 38-39.

[*] Ibíd., 35-36.

[*] Mohamed Hassanein Heikal, Los documentos de El Cairo 205.

[*] warren bajo, Apoye a cualquier amigo: el Medio Oriente de Kennedy y la creación de la alianza entre Estados Unidos e Israel (Nueva York: Oxford University Press, 2003), 48.

[*] Heikal, Los documentos de El Cairo 27.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos, XIV.

[*] Kennedy La estrategia de paz 75.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos, 13-16.

[*] Ibid., 15.

[*] Dreyfuss, Juego del diablo, 124-25.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos, 124.

[*] Ibid., 125. Véase también Douglas Little, "The New Frontier on the Nile: JFK, Nasser, and Arab Nationalism", Revista de historia americana, 75, 2 (septiembre de 1988), 501-527.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos, 127-28.

[*] Little, "La nueva frontera del Nilo", pág. 511.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos, 135

[*] Little, "The New Frontier on the Nile", pág. 521

[*] Roberto Rakove, Kennedy, Johnson y el mundo no alineado (Nueva York: Cambridge University Press, 2014), 10.

[*] Di Eugenio, Destino traicionado 32. 

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos 46.

[*] Ibíd., Xiv.

[*] Di Eugenio, Destino traicionado 33.

[*] Ibíd.

[*] Véase el epílogo de Greg Poulgrain, JFK contra Allen Dulles: Campo de batalla Indonesia (Nueva York: Skyhorse, 2020). Parte de la ayuda no militar a Indonesia se destinó a programas de capacitación policial dirigidos por USAID cuyo propósito era construir una fuerza policial más profesional y una brigada paramilitar que funcionaría como un contrapeso al ejército que era visto como leal a Sukarno, en caso de que se decidió sacarlo. En Jeremy Kuzmarov, Modernización de la represión: formación policial y construcción de una nación en el siglo estadounidense (Amherst, MA: Prensa de la Universidad de Massachusetts, 2012).

[*] douglas, JFK y lo indecible, 379-80.

[*] Mahoney, JFK, 227-28.

[*] Citado en David F. Schmitz, Estados Unidos y la dictadura de derecha, 1965-1989 (Nueva York: Cambridge University Press, 2006), 26.

[*] Kwitny, Enemigos sin fin, 83-85.

[*] Anthony Lukas, "Congolee Rebelns USA for 'Intervention' in Civil War", New York Times, 13 de junio de 1964, 6.

[*] Mahoney, JFK, 231

[*] John Daniszewski y Ann M. Simmons. "Mobutu, dictador zairense durante 32 años, muere en el exilio" Los Angeles Times, Septiembre 8, 1997.

[*] Juan Stockwell, En busca de enemigos: una historia de la CIA (Nueva York: WW Norton, 1984).

[*] Charles Quist Adade, "El golpe que hizo retroceder cincuenta años a Ghana y África", Noticias de Pambazuka, 2 de marzo de 2016, https://www.pambazuka.org/governance/coup-set-ghana-and-africa-50-years-back

[*] Rakove, Kennedy, Johnson y el mundo no alineado, 241-42.

[*] Dreyfuss, Juego del diablo 142.

[*] Cartas del 10 de mayoth y junio 15th a David Ben-Gurion.

[*] roger mattson, Robar la bomba atómica: cómo la negación y el engaño armaron a Israel (Crear Espacio Editores Independientes, 2016), 97.

[*] noticias de la BBC, 4 de junio de 2017, informe de Jeremy Bowen.

[*] Rakove, Kennedy, Johnson y el mundo no alineado, xviii.

[*] Roger Hilsmann, Mover una nación (Nueva York: Doubleday 1967), 407.

[*] Ibid., 409.

[*] Memorando de la CIA del 18 de septiembre de 1964.

[*] Relaciones Exteriores de los Estados Unidos, vol. 26, 181-84.

[*] Bradley R. Simpson, Economistas con armas: desarrollo autoritario y relaciones entre Estados Unidos y Indonesia, 1960-1968 (Palo Alto: Stanford University Press, 2010); Jess Melvin, El ejército y el genocidio indonesio: mecanismos del asesinato en masa (Londres: Routledge, 2018); Poulgrain, JFK contra Allen Dulles.

[*] douglas, JFK y lo indecible 377.

[*] muehlenbeck, Apostando por los africanos 228.

[*] Mahoney, JFK 235.



Revista CovertAction es posible gracias a suscripcionesen pedidos de venta.donaciones de lectores como tú.

Haz sonar el silbato sobre el imperialismo estadounidense

 

Haz clic en el silbato y dona

 

Cuando dona a Revista CovertAction, estás apoyando el periodismo de investigación. Sus contribuciones van directamente a apoyar el desarrollo, producción, edición y difusión de la Revista.

Revista CovertAction no recibe patrocinio corporativo o gubernamental. Sin embargo, mantenemos un firme compromiso de proporcionar compensación a los escritores, al soporte editorial y técnico. Su apoyo ayuda a facilitar esta compensación, así como a aumentar el calibre de este trabajo.

Haga una donación haciendo clic en el logotipo de donación de arriba e ingrese la cantidad y la información de su tarjeta de crédito o débito.

Revista CovertAction, CovertAction Quarterly y Boletín de información de CovertAction son proyectos de CovertAction Institute, Inc., una organización sin fines de lucro incorporada en el estado de Nueva York.

Le agradecemos sinceramente su apoyo.


Cláusula de exención de responsabilidades:  El contenido de este artículo es responsabilidad exclusiva de los autores. CovertAction Institute, Inc. (CAI), incluida su Junta Directiva (BD), Junta Editorial (EB), Junta Asesora (AB), personal, voluntarios y sus proyectos (incluidos Revista CovertAction) no son responsables de ninguna declaración inexacta o incorrecta en este artículo. Este artículo tampoco representa necesariamente los puntos de vista del BD, el EB, el AB, el personal, los voluntarios o cualquier miembro de sus proyectos.

Diferentes puntos de vista: CAM publica artículos con diferentes puntos de vista en un esfuerzo por fomentar un debate vibrante y un análisis crítico reflexivo. No dude en comentar los artículos en la sección de comentarios y / o enviar sus cartas al Editores, que publicaremos en la columna Cartas.

Material con copyright: Este sitio web puede contener material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Como organización benéfica sin fines de lucro incorporada en el estado de Nueva York, estamos poniendo ese material a disposición en un esfuerzo por avanzar en la comprensión de los problemas de la humanidad y, con suerte, para ayudar a encontrar soluciones para esos problemas. Creemos que esto constituye un 'uso justo' de cualquier material protegido por derechos de autor según lo dispuesto en la sección 107 de la Ley de derechos de autor de EE. UU. Puedes leer más sobre 'uso justo' y ley de derechos de autor de EE. UU. en el Instituto de Información Legal de la Facultad de Derecho de Cornell.

Republicando: Revista CovertAction (CAM) concede permiso para publicar artículos de CAM en sitios de Internet de comunidades sin fines de lucro siempre que se reconozca la fuente junto con un hipervínculo al original. Revista CovertAction artículo. Además, háganoslo saber en info@CovertActionMagazine.com. Para la publicación de artículos CAM en forma impresa o de otro tipo, incluidos sitios comerciales de Internet, póngase en contacto con: info@CovertActionMagazine.com.

Al utilizar este sitio, acepta estos términos anteriores.


Sobre la autora

COMENTARIOS 23

  1. Leí en alguna parte que Oliver Stone habría incluido los 'intereses' bancarios judíos (y otros) (se oponían, entre otras cosas, a la introducción de JFK del billete de banco estadounidense sin intereses) en la lista de 'perpetradores' del asesinato de Kennedy - junto con la mafia descontenta, la CIA y los operativos del gobierno de EE. UU., pero Arnon Milchan, el productor de cine con vínculos militares con Israel y el Mossad, lo disuadió de hacerlo.
    ¿Es esto algo de lo que está al tanto y, de ser así, podría proporcionar más detalles sobre el tema?

    • Por supuesto que lo sabe. Dieugenio es famoso por el claqué en torno a la participación israelí, mira este artículo. Lea el juicio final de los gaiteros de Collins, que dieugenio nunca parece mencionar.

  2. El evento más peligroso fue la crisis de los misiles cubanos. El Estado Mayor Conjunto recomendó bombardear e invadir Cuba. No sabían que ya se habían entregado armas nucleares a Cuba y estaban listas para disparar. Kennedy dijo que no y salvó millones de vidas.

  3. Gracias CAM y el Sr. Di Eugenio por este magnífico e importante ensayo. Soy un joven internista jubilado de 91 años. Estuve destinado en USNH-NNMC-Bethesda (ahora Walter Reed) del '61 al '63 cuidando de la Marina, la Marina y el gobierno civil de alto rango. personal. Cuando el vicepresidente Johnson regresó de la instalación del Papa Juan 23 en Italia debido a un doloroso ataque de cálculos renales, me asignaron supervisar la gestión de su caso. Era un paciente desafiante principalmente debido a su enfermedad intrusiva y no deseada. Rápidamente pude ganarme su confianza y me pidió que lo acompañara durante los 3 días de pruebas y tratamientos. Al discutir los desafíos de su atención y su caso con nuestro cardiólogo jefe, Cdr. JJ Dempsey, quien había ayudado al Dr. Willis Hurst de Emory a cuidar del ataque cardíaco severo del Sr. Johnson algunos años antes, siempre recordaré su dicho: “Es aterrador darse cuenta de que solo hay un latido entre ese hombre y la presidencia de la Estados Unidos." (Las experiencias de Jack con LBJ son otra historia interesante). Durante esos 2 años, disfruté conocer y cuidar del entonces AG RFK, el director de USIA Ed Murrow, la senadora Dirksen, la Dra. Janet Travell, entre muchas otras personas interesantes. Todo esto me hizo muy consciente durante los años siguientes del enorme costo para Estados Unidos y el mundo de los asesinatos de JFK, MLK, RFK, Hammarskjold y, más recientemente, lamentablemente, del senador Paul Wellstone. ¡Cuán diferentes y mejores serían las cosas hoy si no las hubieran “sacado” los belicistas del complejo militar-industrial-político! Ahora DEBE haber una rendición de cuentas rápida y continua para evitar una mayor sedición fascista aquí (por ejemplo, el arresto de Trump el 7 de enero) y en el extranjero (CIA et al). Como solía decirme mi maravilloso padre: "No se necesitan excusas, Joe, porque ninguna es aceptable".

  4. Con respecto a la eliminación de Patrice Lumumba, lo que también debería notarse, quizás, es el papel histórico que el ex fideicomisario de la Universidad de Columbia y miembro de la junta de CBS William AM Burden y el ex presidente de la Universidad de Columbia, Andrew Cordier, desempeñaron para impulsar o ayudar a establecer la eliminación de Patrice Lumumba antes de la toma de posesión de JFK: “… Casualmente, además de representar a la Universidad de Columbia, con el (ahora fallecido) Grayson Kirk, en el comité ejecutivo del grupo de expertos de investigación de armas IDA del Pentágono en 1968, el fideicomisario de Columbia Life William AM Burden también fue el embajador de los Estados Unidos en Bélgica, quien recomendó en julio de 1960 que "un objetivo principal" de la administración republicana en Washington, DC del ex presidente de la Universidad de Columbia, Eisenhower, "debe ser, por lo tanto, destruir" el "gobierno de Lumumba, elegido democráticamente, tal como está constituido ahora" en Antigua colonia belga del Congo [Zaire]. Como recordó David Talbot en su libro de 2015, The Devil's Chessboard: Allen Dulles, the CIA, and the Rise of America's Secret Government:

    “Dulles, Doug Dillon (que entonces se desempeñaba como subsecretario del Departamento de Estado) y William Burden, el embajador de Estados Unidos en Bélgica, encabezaron el cargo dentro de la administración de Eisenhower para primero demonizar y luego deshacerse de [Patrice] Lumumba. Los tres hombres tenían intereses económicos en el Congo. El banco de inversión de la familia Dillon manejó las emisiones de bonos del Congo. El antiguo bufete de abogados de Dulles representaba al American Metal Climax (más tarde AMAX), un gigante minero con participaciones en el Congo ... El embajador Burden era un director de la empresa ... El embajador Burden era un heredero de Vanderbilt ...

    “Burden, que había adquirido su puesto de embajador contribuyendo en gran medida a la campaña de Eisenhower de 1956, pasó sus días en Bruselas asistiendo a recepciones diplomáticas ... Fue el embajador quien primero dio la alarma sobre el ascenso de Patrice Lumumba ... Burden comenzó a enviar nerviosos cables a Dulles en Washington. antes de la elección de Lumumba ... Para el ... verano [de 1960], Burden estaba telefoneando a Washington 'para destruir al gobierno de Lumumba' como una amenaza a 'nuestro interés vital en el Congo'. ... ”

    “… En una reunión del NSC [Consejo de Seguridad Nacional] en agosto de 1960, Eisenhower le dio [al Director de la CIA Allen] Dulles aprobación directa para 'eliminar' Lumumba. Robert Johnson, quien tomó las actas en la reunión del NSC… dijo que no había nada ambiguo en la orden letal de Eisenhower. `Me sorprendió escuchar a un presidente decir algo así en mi presencia o en presencia de un grupo de personas '...

    "... Lumumba 'seguiría siendo un grave peligro', dijo Dulles en una reunión del NSC el 21 de septiembre de 1960," siempre y cuando aún no se haya eliminado ".

    Fideicomisario vitalicio de la Universidad de Columbia desde 1956, Burden (que murió en 1984) se encontraba entre las "personas de la administración Eisenhower" que "buscaban formas de reducir la influencia de Lumumba" y, junto con el director de la CIA Allen Dulles "y el hombre de la CIA en Leopoldville [Kinshasa] ”, Larry Devlin,“ ideó acciones ”, según el profesor de historia de Katholieke Universiteit Leuven Emmanuel Gerard y el libro de 2015 del profesor de historia de la Universidad de Pensilvania Bruce Kuklick, Death in the Congo: Murdering Patrice Lumumba.

    El mismo libro también señaló que Devlin, era "un agente de la CIA de finales de la década de 1940" que "comenzó a espiar para la CIA en Bruselas, donde tenía una posición encubierta como agregado" en 1958 y donde "hizo contactos con el Congo. políticos, que vinieron a Bélgica para varias deliberaciones ". Después de su nombramiento como jefe de estación de la CIA en el Congo en "la segunda parte de 1959", Devlin "fue allí con Burden" en marzo de 1960, cuando el fideicomisario de Columbia Life y su esposa viajaron por el todavía no independiente Congo Belga. . Casualmente, además de ser fideicomisario de Columbia en 1960, Burden también fue fideicomisario de la Fundación Farfield que fue utilizada por la CIA, durante la Era de la Guerra Fría de las décadas de 1950 y 1960, como conducto para financiar proyectos y revistas de forma encubierta, como la estadounidense. Congreso de Libertad Cultural [CCF] y la revista Encounter, que promovió los objetivos de la política exterior de la élite del poder estadounidense.

    Después de su viaje de marzo de 1960 al Congo con el jefe de la estación de la CIA, Devlin, "Burden le dijo al Departamento de Estado que Estados Unidos no podía permitir que el Congo se fuera a la izquierda después de la independencia", según Death in the Congo. Y después de que al Congo [Zaire] se le concediera su independencia formal el 30 de junio de 1960, el Fideicomisario de Columbia Life, que también “mantuvo durante su mandato como embajador, una dirección en American Metal Climax, cuyos intereses en el cobre de Rhodesia iban a convertirlo en el principal defensor corporativo de un orden conservador ... en Katanga (donde las tropas belgas comenzaron a apoyar un régimen secesionista establecido ilegalmente el 11 de julio de 1960), según el artículo de 2002 de Roger Housen "¿Por qué Estados Unidos quería matar al primer ministro Lumumba del Congo?" - comenzó presionando por la destitución del antiimperialista Lumumba, elegido democráticamente, como primer ministro congoleño en julio de 1960. Como observó Madeline Kalb en su libro de 1982, The Congo Cables: The Cold War in Africa:

    “La Embajada de Estados Unidos en Bruselas, respondiendo a la consulta del Departamento de Estado de Estados Unidos el 19 de julio… tomó una línea muy fuerte con respecto a Lumumba, recomendando abiertamente por primera vez que Estados Unidos intentara destituirlo de su cargo. El embajador de Estados Unidos, William Burden, dijo que creía que la situación requería "medidas urgentes en varios niveles" ... Burden concluyó señalando que si bien la Embajada de Estados Unidos en Leopoldville [Kinshasa] tenía la responsabilidad principal de lidiar con la situación política interna en el Congo, la CIA en Bruselas estaría 'informando por separado algunas sugerencias específicas' ”.

    El libro Death in the Congo también señaló:

    “… Burden bombardeó Washington con memorandos pidiendo mayor simpatía por los imperialistas [belgas]… Él entendió, le dijo al entonces secretario de Estado [estadounidense] Christian, Herter, por qué Estados Unidos miraría los problemas desde el punto de vista del Congo. Sin embargo, Estados Unidos debería presionar a la ONU para que apoye a Bélgica. A fines de julio, Burden informó a Dulles cuando regresó a Washington para conversar. Desde Europa, Burden continuaría como portavoz del anticomunismo más rabioso que guía el informe de Dulles al NSC [Consejo de Seguridad Nacional]… ”

    El administrador de Columbia, Burden, aparentemente también presionó al entonces propietario de la revista Time, Henry Luce, para que no hiciera un artículo de portada de Lumumba, con la foto de Lumumba en la portada de la revista, durante las discusiones de julio de 1960 en París sobre la situación política congoleña entre Burden y el embajador de Estados Unidos en Francia Amory Houghton, el embajador de Estados Unidos en el Congo, Clair “Tim” Timberlake y el jefe de la estación de la CIA en el Congo, Larry Devlin. Como recordó Devlin en su libro de 2007 Chief of Station, Congo: A Memoir of 1960-67:

    “Nosotros [Devlin y“ Tim ”Timberlake] nos mudamos a la oficina del Embajador Houghton, donde nos acompañó el Embajador Burden para conversaciones más detalladas sobre el Congo y sus problemas. Nos proporcionaron alojamiento en la residencia del embajador Houghton y cenamos allí con los dos embajadores. Durante nuestras discusiones, Tim sacó a relucir un asunto delicado: "La revista Time planea hacer un artículo de portada sobre Lumumba con su foto en la portada de la revista". Continuó: `La cobertura de celebridades en casa hará que sea aún más difícil lidiar con él. Es un dolor de cabeza de primera clase.

    “Entonces, ¿por qué no matas la historia? Preguntó Burden. ¿O al menos modificado?

    “Traté de persuadir al hombre del Tiempo en Leopoldville [Kinshasa] hasta que me puse triste”, respondió Tim. Pero dijo que no podía hacer nada al respecto porque la historia ya había sido enviada a Nueva York.

    “No se puede esperar mucho de un periodista a ese nivel”, dijo Burden sacando su libreta de direcciones y hojeando las páginas. Cogió el teléfono y llamó al asistente personal de Henry Luce, el propietario de Time.

    “Luce pronto devolvió la llamada. Después de un breve y amistoso intercambio que dejó en claro su relación personal con Luce, Burden le dijo sin rodeos que tendría que cambiar la historia de portada de Lumumba. Luce aparentemente dijo que la revista estaba a punto de salir a imprenta. —Oh, vamos, Henry —dijo Burden—, debes tener otras historias de portada en la lata. Charlaron unos minutos más antes de que Burden colgara.

    “Unos días después, en Estados Unidos, recogimos una copia de la revista con una historia de portada nueva y diferente. Lumumba había sido relegado al apartado internacional… ”

    El libro Death in the Congo indicó una razón por la que Columbia Life Trustee Burden fue lo suficientemente influyente en los círculos del establishment estadounidense como para evitar que la revista Time pusiera la foto de Patrice Lumumba en la portada de la revista en el verano de 1960:

    “Burden nació en la familia Vanderbilt, colosalmente rica. Tenía experiencia en aviación y finanzas ... Burden usó su gran riqueza y los contactos que surgieron de ella para asegurar una experiencia gubernamental de alto nivel, socializando con republicanos adinerados con orientación internacional ... "

    En 1973, por ejemplo, además de ser fideicomisario de Columbia y presidente honorario de la junta directiva del grupo de expertos en investigación de armas del Instituto de Análisis de Defensa (IDA) del Pentágono, Burden, ex asistente de investigación y desarrollo de la Secretaría del Aire Force: también formó parte de la junta directiva de Lockheed, CBS, Manufacturers Hanover Trust y Allied Chemical y todavía era director de American Metal Climax [AMAX], según un artículo del Columbia Daily Spectator del 6 de febrero de 1973. Además, el ex embajador de Estados Unidos en Bélgica también formó parte del consejo de administración del Museo de Arte Moderno en 1973.

    Andrew Cordier pasó dos años como decimoquinto presidente de la Universidad de Columbia hasta septiembre de 1970, antes de pasar dos años más como Decano de la Escuela de Asuntos Internacionales de Columbia [SIPA] antes de su muerte en 1975, por cirrosis hepática, a la edad de 74 años.

    Antes de ser nombrado decano de la Escuela de Asuntos Internacionales de Columbia en 1962 (por una junta de fideicomisarios de la Universidad de Columbia que incluía al ex embajador de Estados Unidos en Bélgica entre 1959 y 1961, el fideicomisario de Columbia Life William AM Burden), Cordier había trabajado desde 1946 en las Naciones Unidas como asesor del Presidente de la Asamblea General y asistente ejecutivo del Secretario General. Y, como el subsecretario general de la ONU, Cordier, casualmente, "tuvo un papel importante en el Congo" en el verano de 1960, hace 57 años, según el profesor Katholieke Universiteit Leuven, profesor de historia Emmanuel Gerard y profesor de historia de la Universidad de Pensilvania. El libro de 2015 de Bruce Kuklick, Death in the Congo: Murdering Patrice Lumumba.

    Como observó Carole Collins en un artículo, titulado "La guerra fría llega a África: Cordier y la crisis del Congo de 1960", que apareció en la edición del 22 de junio de 1993 del Journal of International Affairs:

    “… A principios de septiembre de 1960, mientras se desempeñaba como representante especial interino del Secretario General en el Congo… las decisiones de Cordier de manera efectiva… reforzaron los esfuerzos de Estados Unidos y Bélgica para derrocar a Lumumba… Algunos académicos sostienen que las acciones de Cordier finalmente sirvieron para ayudar a abortar la transición del Congo a democracia, puso en marcha una serie de eventos que culminaron con el asesinato de Lumumba, el primer primer ministro elegido democráticamente en el Congo, y facilitó el ascenso al poder de un joven oficial del ejército congoleño, Joseph Desire Mobutu ... El pueblo zaireño [congoleño] todavía está lidiando hasta el día de hoy con el trágico legado de estas decisiones ...

    “… Varias fuentes, incluido el estudio de Madeleine Kalb basado en el tráfico de cable diplomático desclasificado, documentan hasta qué punto Cordier informó continuamente y fue informado por diplomáticos estadounidenses y colaboró ​​con ellos en la política del Congo….

    “… La carta de Cordier del 15 de septiembre [1960] al [profesor emérito de Manchester College en Indiana VF] Schwalm revela que tenía un aviso previo de la intención de Kasavubu de despedir a Lumumba, y que le dio la bienvenida a la medida… Cordier señala que se reunió cuatro veces con Kasavubu… para discutir el despido de Lumumba… Cuando Kasavubu anunció su destitución de Lumumba en la radio el lunes 5 de septiembre, Cordier… tomó sus "dos decisiones más importantes:" enviar tropas de la ONU para cerrar el aeropuerto y tomar la estación de radio.

    “Estas ... acciones ... lastimaron principalmente a Lumumba porque solo Kasavubu disfrutó de acceso a las instalaciones de radio en el estado vecino de Congo Brazzaville. De manera similar, a los aliados de Kasavubu se les permitió usar el aeropuerto aparentemente cerrado para viajar al interior congoleño para movilizar apoyo para el presidente mientras los partidarios de Lumumba estaban en tierra ... Casi al final de su estadía de tres semanas a principios de septiembre, Cordier ... autorizó a las Naciones Unidas ofrecer comida y pagar al ejército congoleño ... Esta acción ... permitió a Mobutu, un antiguo asistente de Lumumba que había sido nombrado jefe de personal del ejército por Kasavubu unos días antes, ganar crédito por pagar a los soldados su pasado- salarios adeudados ... y para allanar el camino para su intento de golpe unos días después ... La combinación del apoyo de la ONU y Estados Unidos fue fundamental para la posterior toma del poder de Mobutu.

    “… El 14 de septiembre [1960], Mobutu tomó el poder… Al final, las acciones de Cordier sirvieron para alimentar la guerra civil congoleña…. Después de su destitución por parte de Kasavubu, Lumumba fue puesto bajo arresto domiciliario virtual, pero ni siquiera esto empañó su apoyo popular o legislativo ... En enero de 1961, fue asesinado gracias a los esfuerzos coordinados de Mobutu, Kasavubu, Tshombe y la CIA ... [Connor Cruise] O'Brien - el ... diplomático irlandés ... que había representado a las Naciones Unidas en Katanga en 1961 ... cree que Cordier ayudó deliberadamente a Washington a planear la expulsión de Lumumba ... "

    El libro de 2003 del profesor emérito de estudios africanos de la Universidad de Howard Georges Nzongola-Ntalaja, The Congo From Leopold to Kabula: A People's History, también contiene una referencia al papel que desempeñó el ex presidente de la Universidad de Columbia, Cordier, en la historia del Congo:

    “… La destitución [de Lumumba] fue… claramente un golpe de estado civil y por lo tanto ilegal. Ambas cámaras del parlamento [congoleño], donde Lumumba todavía tenía una mayoría activa, le dieron un voto de confianza y rechazaron las decisiones de Kasa-Vubu como nulas y sin valor… Cordier y el embajador de Estados Unidos [en el Congo] Timberlake trabajaron de la mano para implementar Objetivos de la política estadounidense. Actuando como virrey, Cordier ayudó a diseñar y ejecutar el derrocamiento ilegal de Lumumba del poder, comenzando con su apoyo activo al golpe de Kasa-Vubu del 5 de septiembre [1960]… ”

    El libro de 1962 de Conor Cruise O'Brien To Katanga and Back: A UN Case History, también indicó cómo el ex presidente de la Universidad de Columbia, Cordier, contribuyó al derrocamiento ilegal del gobierno congoleño elegido democráticamente por Patrice Lumumba en septiembre de 1960:

    “… Andrew Cordier… había tomado una decisión que, políticamente, había roto la espalda de Lumumba, el primer ministro que había pedido a las Naciones Unidas [para poner fin a la intervención militar belga en apoyo del régimen ilegal secesionista Tshombe respaldado por Bélgica en el Congo Provincia de Katanga]… Si no hubiera sido por la acción del Sr. Cordier…, hay pocas dudas de que el apoyo que Lumumba podría haber reunido en este momento crucial hubiera sido formidable… Sr. Las acciones de Cordier ... habían jugado un papel decisivo en esta serie crucial de eventos, como resultado de los cuales el Congo ya no poseía un Gobierno universalmente reconocido ... ”

    Al discutir, en una conferencia del Centro Internacional Woodrow Wilson para Estudios de la Guerra Fría en septiembre de 2004 en la Universidad de Princeton, lo que sucedió en el Congo entre julio de 1960 y el asesinato del 17 de enero de 1961 del premier congoleño Lumumba, elegido democráticamente, pero destituido ilegalmente, y dos de los colegas de Lumumba, el profesor emérito de ciencia política de CUNY Herbert Weiss caracterizó el papel histórico del ex presidente de Columbia Cordier de la siguiente manera:

    “Hay un hecho muy importante… que es el cierre del aeropuerto y el cierre de la radio, sin el cual el despido de Lumumba habría tenido un final muy diferente… La persona clave ahí es Andrew Cordier… Cordier estaba, en el mismísimo mínimo, una persona profundamente no neutral cuyos escritos sugieren que era un racista ... Son las acciones de Cordier las que cortan los pies debajo de Lumumba ... "

    Y en la misma conferencia de septiembre de 2004, otro participante de la conferencia, Thomas Kanza, el primer representante permanente del Congo ante la ONU, dijo:

    “Si puedo, me gustaría apoyar lo que dijo Herbert… Tus… puntos son realmente correctos. Cuando Cordier llegó a Kinshasa [Leopoldville]… y Cordier intervino, como representante especial del Secretario General. Número uno, el despido de Lumumba ... Cordier intervino y dijo que debía ser despedido ... Cordier realmente estaba actuando como el [hombre] número uno de la ONU en el Congo ... Cordier, en lo que a mí respecta, era responsable de muchas cosas , incluido lo que sucedería más tarde ... "

    Según el libro Death in the Congo, en el mes anterior a que el ex presidente de Columbia usara su poder de la ONU en el Congo para coordinar con el plan de Kasa-Vubu de despedir ilegalmente a Lumumba a principios de septiembre de 1960, Cordier había entrevistado personalmente a Lumumba en la ciudad de Nueva York el 1 de agosto de 1960, cuando "Lumumba hizo una última visita a la ONU"; y la siguiente interacción personal ocurrió durante esta entrevista:

    “Cordier comenzó su entrevista con Lumumba con una exposición larga y condescendiente… Ignorando el discurso del hombre blanco, Lumumba dio su propia larga respuesta. Amonestó a Cordier y expresó su decepción ... porque la ONU no había desalojado a los belgas ... "

    En una carta del 18 de agosto de 1960 al Manchester College en Indiana, el profesor emérito VF Schwalm, el ex presidente de la Universidad de Columbia, Cordier, escribió lo siguiente sobre el primer ministro congoleño elegido democráticamente al que ayudaría a expulsar del poder menos de un mes después:

    "…Señor. Lumumba, el Primer Ministro… .es completamente irresponsable, si no un loco… Es tremendamente ambicioso, ansia el poder e infunde miedo a cualquiera que se cruce en su camino. Realmente no existe un gobierno congoleño… Hay un gabinete, pero Lumumba lo usa como su herramienta. Algunos miembros del Gabinete comparten su visión y ansia de poder… La única solución real del problema es un cambio de liderazgo. Sin embargo, no será fácil destituir a Lumumba de su cargo ... De diversas maneras, el Secretario General ha alentado a los moderados y también están recibiendo aliento de otras fuentes políticas poderosas ... "

  5. Recientemente he notado indicios de una campaña para “deshabilitar” a JFK, posiblemente en respuesta a libros como _JFK and the Unspeakable_ de Douglass y, en general, al cuerpo en constante crecimiento de eruditos serios. Este artículo es un buen ejemplo, y es importante que se difunda y funcione como tal. ¡Excelente trabajo!

  6. Si JFK había estado planeando retirarse de Vietnam en 1964, ¿por qué aprobó el derrocamiento en 1963 del presidente de Vietnam del Sur, Ngo Dinh Diem? Según la historia oral publicada, "Robert Kennedy: en sus propias palabras", RFK reconoció que JFK se había comprometido a permanecer en Vietnam.

  7. La película de Oliver Stone sobre JFK fue realmente poderosa. Pero cuando era más joven, me impresionó profundamente la película "Executive Action" con Burt Lancaster, mucho anterior.

  8. ¡Guau! Pasó por delante de la oposición de JFK a la demanda de Israel de la bomba. Ben-Gurion estaba indignado por lo que se percibía como un arma de vida o muerte esencial para la existencia de Israel. Después del asesinato de JKF, la bomba sucedió rápidamente con la aprobación de LBJ. Como toda la historia de Israel, esta historia probablemente fue editada por el Mossad. "Acción encubierta ..." ¡de acuerdo!

    • Debes haber estado acelerando ... 🙂

      Aquí está el extracto del artículo sobre Israel ...

      >>>
      Como escribió Roger Mattson en su libro Stealing the Atom Bomb, ningún presidente de la era atómica se oponía más a la proliferación nuclear que Kennedy. En un intercambio de cartas en mayo y junio de 1963, Kennedy amenazó con retirar fondos para Israel a menos que se le permitiera enviar inspectores a la planta del reactor nuclear en el sitio de Dimona. [76]
      <<

      Sin embargo, estoy de acuerdo con usted en que se podría haber escrito más énfasis sobre la vehemencia de Kennedy en contra de que Israel pudiera desarrollar un arma nuclear.

Deja tu comentario.